martes, 24 de agosto de 2010

San Pablo escribe que nuestra guerra no es contra carne, sino contra principados.



8 comentarios:

Margalida dijo...

Enlace muy interesante, explica la armadura del creyente.

http://www.vidaeterna.org/esp/estudios/armadura.htm

Elinge dijo...

Hola Margalida:

En efecto, San Pablo nos pone alerta, la lucha contra los cazadores de almas, hay que ser obedientes al Señor, es el Amor verdadero, cumplir sus mandamientos, por eso el mundo batalla por esconderlos, por pasar desapercibidos, enemigo bien camuflado.
Nuestro escudo es la Fe. El Santo Rosario es una gran Arma y la Palabra de Dios magnífica espada.

Me gusta mucho tub blog.

Margalida dijo...

Gracias Elinge por tu visita, también me gustan muchos tus comentarios llenos de sabiduría.

A veces he intentado visitar tu blog, ánimo que tus aportaciones pueden ser muy interesantes. Ahora no recuerdo si tuviste alguno.

Cuanto más se leen los evangelios más sabiduría veo en ella y más admiro a estos hombres.

Sí, los cazadores de almas se camuflan demasiado bien.

El Santo Rosario es de las mejores armas. La Virgen parece que nos bendice en cada petición si se hace de manera pausada y con fe. Tal vez en el momento uno no se da cuenta, pero cuando uno mira atrás ve todo lo avanzado gracias a su intercesión.
Hay gente que desaconseja mirar atrás, y a mi me gusta comparar la diferencia del antes y el después.

Si uno mira el punto del primer día-comparándolo con el punto del día de hoy se da cuenta si avanza o retrocede.

La Brujita de Jengibre dijo...

Margalida:
Llegué por casualidad a tu blog y lo encuentro hermoso.
un gran abrazo
edith
La Brujita

Margalida dijo...

hola brujita de gengibre...me alegra tu visita.

Pasé a ver tu blog y me encantó, un día con más tiempo intentaré hacer alguno de tus pucheros.

Seguro que tienen que encandilar.
Ya te haré algunas preguntas sobre el gengibre, que no tengo por costumbre emplearlo y he comido alguna vez me parece como delicatesen.

Theo dijo...

Hola. Parece de locos hablar de estas cosas en este mundo, y está todo él lleno de ellos, existen, vaya que si existen y hacen tropezar y cuando no consiguen el objetivo enredan a otros, y andan dando la lata, me gusta entrar en el blog del exorcista P.Fortea aunque no habla de demonios, pero saber que existen curas que creen todo el evangelio me ayuda mucho. S.Pablo habla muy claro. ¿verdad?

Margalida dijo...

Tienes toda la razón Theo, en todos los puntos que comentas a mi me pasa lo mismo.

Es una lástima que se olvide contra quien se lucha, habría mucho más amor entre todos. Habría mucha más paz tanto interior como en el entorno y así iríamos extendiendo de manera más generalizada.
El mundo exageradamente racionalista con sus leyes y teorías demuestra unas partes muy esenciales, pero éstas al no ser cuantificables ni demostrables con métodos científicos quedan relegadas y en considerarlas posibles hace pensar que es un mundo de locos.
No debería asustarnos, ni asustar mientras se viva esta parte de manera relajada y tranquila. La persona gana en paz y tranquilidad perdonando lo imperdonable.

Los cuchillos siempre los tiene afilando son como esos virus informáticos que se pasean venga a fastidiar.

Estos últimos días me llegó uno que no hace más que incordiar, incluso me estuvo bloqueando páginas...hemos quitado varios. El antivirus está detectando continuamente que unos quieren bloquear.
Habrá que hacer algo drástico...

Así es la vida también en la realidad.

Los virus son variados, fastidian de maneras diversas.

Margalida dijo...

También he recordado el por qué se suele llegar a quitar el anti-virus.
Es porque constantemente uno ve el mensaje de que existen.

Muchas vece uno está harto y suele quitarlo diciendo: Ya veremos cuando pase, ya lo quitaremos en su momento cuando de muestras. Mientras tanto no se piensa que intentan en todo momento meterse en tus carpetas.
Uno no se suele enterar hasta que el daño es muy grande.
Con algunos se nota poquita cosa, lo mismo de lo mismo con los principados.